La dicen la “ciudad mágica” así que ya sabemos hacia dónde va esto… El ambiente de Miami es increíble, las playas inmejorables, el clima invita a la diversión y a la rumba y sus colores te hacen sentir que, realmente, estás en las vacaciones que tanto esperaste.

Su calidez -tanto por su clima por su gente- está unida a la fuerte influencia latinoamericana y caribeña y desde que abres los ojos en la mañana quieres salir a buscar una piscina o una playa o un coctel (con alcohol o sin él).

Miami es una postal viva de diversión las 24 horas. 24/7 como dicen los estadounidenses. Así que te hemos preparado un top de los lugares imperdibles para ver y hacer en este increíble destino.

1. Visita South Beach

South Beach si

Es el corazón de una visita a Miami. No podrías dar un paseo por esta ciudad sin conocer la playa que muchos consideran como lo más importante. Sale en todas las fotos, en todas las postales y en todos los anuncios.

South Beach es más que arena y mar. El estilo arquitectónico de las cuadras circundantes es característico y si tomas alguno de los tours disponibles entenderás mucho de las formas y los colores que se utilizan en los edificios del lugar.

En la mañana te puedes relajar con un chapuzón en el mar y en la tarde podrás ir de compras a uno de los cientos de shoppings. En la noche fiesta. Siempre rumba. Es la zona de las mejores discotecas, restaurantes y hoteles.
Ir a Miami y no ir a South Beach es no haber ido a Miami.

2. Tomar fotos y subirlas a Instagram en el distrito de arte callejero de Wynwood

Wynwood, grafitis en miami, que hacer en miami

Así no hayas ido nunca a Miami habrás oído hablar de Wynwood. O lo habrás leído en alguna parte. Puede que en las historias de algunos de tus amigos o amigas en Instagram. Sus colores y formas y arte callejero lo hacen perfecto para que subas fotos en Insta.
Aunque anteriormente era un barrio industrial, el famoso Wynwood saltó a la popularidad por sus atractivos grafitis y el arte callejero creado por algunos de los mejores artistas de este estilo en el mundo.
Es popular entre turistas y locales porque , además de todo, la zona está rodeada por algunos de los bares tipo boutique más solicitados del momento, así como restaurantes y galerías.
Está de segundo en esta lista porque no puedes dejar de visitarlo. Solo entrar en su zona colorida te alegrará el día y mejorará tus vacaciones. Go for it!

3. Un paseo por la Pequeña Habana

paseo por la pequeña habana miami

Esta es la Pequeña Habana, el sitio de encuentro de todos los cubanoamericanos en Miami. Allí te sentirás un poco en la isla caribeña, con la alegría de la gente, sus buenos tragos y su deliciosa comida. Ir allí es como dar un paseo dentro del paseo. Aunque está en Miami, parece otra ciudad, una realmente latina. Podrás escuchar música auténtica isleña e incluso fumar un tabaco cubano en una de las fábricas del lugar.
Si eres suertudo y tu visita coincide con el festival anual de la Calle Ocho que se celebra cada marzo, tu experiencia pasará a ser una cosa de locos. La alegría, los bailes y la diversión desborda las calles de esta zona céntrica de la Florida. Es un espacio que, con su calidez humana, se transformó en testimonio del sueño americano perseguido por cientos de miles de cubanos que se establecieron allí.

4. Explorar el Parque Nacional de los Everglades

Everglades_ coocodrilos en miami-cosas por hacer en miami

El animal más representativo de la Florida es el caimán. Seguro lo habrás visto en gorras y en fotografías y en volantes turísticos. Pues bueno, el parque Nacional de los Everglades es su casa principal. Está compuesto por más de seis mil kilómetros cuadrados de pantanos, praderas y junglas subtropicales que hacen una mezcla natural irrepetible en otra parte del mundo.
Es uno de los parques nacionales más particulares de los Estados Unidos, hogar de 14 especies de animales endémicos del lugar y en peligro de extinción que incluyen al cocodrilo americano, al manatí del oeste de la India y a la pantera de Florida. Seguro que apenas entres en el parque podrás fotografiar alguno.
Un dato interesante para chicanear: se cree que es el único lugar del mundo en el que los caimanes conviven con los cocodrilos. Puedes viajar a través de los Everglades en auto, pero si tienes ganas de hacer deporte también puedes hacerlo en bicicleta siempre mirando a lado y lado para no ir a tropezar con un caimán dormido.
Si quieres experimentar los Everglades al igual que en las películas, entonces debes ponerte un chaleco salvavidas y explorarlo en barco. Es uno de los paseos típicos. Sin embargo, es una buena idea que te quedes en el barco, no te querrás llevar una sorpresa de un encuentro demasiado cercano con uno de los reptiles.

5. Pasar el rato en el Bayfront Park

Bayfront Park en miami-donde queda-que hace en miami

Pero si quieres volver al relax la zona de Bayfront Park, con sus características palmeras, es el lugar para ir a visitar. Puedes sentarte, escuchar música y tomarte unas cervecitas mientras ves el atardecer y cómo pasan pequeños barcos y lanchas pesqueras. Todo un sueño.
Si cuentas con suerte puede que coincidas con un día de concierto porque es un lugar conocido por sus recitales de música popular y rock. Es también el hogar de varios monumentos entre los que está el conmemorativo de la tripulación del transbordador espacial Challenger que tristemente perdió la vida en 1986.

6. Ir al tour Hop-On Hop-Off

tour Hop-On Hop-Off, subete o bajate bus

Si has ido de turista a alguna capital del mundo seguramente conocerás los Ho-Ho tours -que toman su nombre de las primeras letras de la expresión Hop on, hop off, que significa: súbete o bájate-. En Miami también están y son una muy buena forma de explorar la ciudad, sobretodo, si vas por pocos días.
La cosa es así: compras un tiquete para el tour que te llevará a los principales puntos de interés y atracciones de la ciudad y puedes bajarte en cualquiera de estos y subir en un nuevo autobús de la misma compañía. Así que no estás limitado a gastar tiempo de más en lugares que no te interesan o en apurarte en los que quieres pasar minutos de más.
Hay un montón de empresas que ofrecen este servicio, así que recuerda siempre subirte en el autobús correcto (no queremos que termines perdido como Mi Pobre Angelito).
Esta es también una muy buena manera de orientarte si es tu primera visita a la ciudad.

7. Encontrarte con tu nerd interior

philip and Patricia Frost museo, museos en miamiEl Philip and Patricia Frost museo de ciencia es un edificio enorme de más de 250 mil metros cuadrados para nerds de todas las edades que disfrutan con las exposiciones científicas.
Acá la tecnología es de última generación y siempre vas a terminar sorprendido. Te lo aseguramos. Las actividades son interactivas y vale mucho la pena, sobretodo, si quieres alejarte un poco del sol, que por momentos (lo sabemos, aunque no lo digas) se hace un poco agobiante.
Una de las cosas más increíbles es un acuario de más de 500 mil galones de agua que tiene todo tipo de animales y un planetario con espectáculos de luces cada quince días. Así deberían ser todas las clases de ciencias del mundo.

8. Caminar por la calle que más aparece en las películas: Ocean Drive

calle Ocean Drive- donde queda- que hacer miami

Habrás visto esta famosa calle de en películas como Cara Cortada y Loco por Mary, así que una vez estés allí, te sentirás parte de Hollywood. Ocean Drive es un popular destino turístico en la noche y en el día, con buenos bares y excelentes restaurantes a cualquier hora que además ha crecido como centro de moda, arte y entretenimiento.
Toda la maravillosa actualidad de Ocean Drive se la debemos al visionario emprendedor Tony Goldman que hace unas décadas compró y remodeló muchas de las calles de esta ciudad que hoy es todo un símbolo de Miami.
Mientras paseas por Ocean Drive encontrarás los edificios Art Déco, las coloridas luces nocturnas y, por supuesto, las hileras de palmeras tan representativas de la ciudad que, al lado de las de South Beach, son las más fotografiadas por las visitantes.

9. Ir a nadar a la increíble piscina del Venetian

piscina del venetian coral gables

Ir a la piscina del Venetian en Coral Gables, justo a las afueras de Miami, te hará sentir en otro país. Así como en la Pequeña Habana te sientes en Cuba, en el Venetian creerás que estás en Europa.
Este histórico y enorme lugar con su piscina inabarcable es visitado por decenas de miles de personas cada año. Te recomendamos que, si puedes, vayas entre semana, cuando hay menos gente, porque los habitantes de Miami también lo consideran uno de sus espacios favoritos.
Una vez allí puedes tomar cocteles a buenos precios, relajarte mientras tomas el sol y leer un libro sin que nada te distraiga. Es un espacio perfecto para lograr el descanso que buscaste cuando compraste los tiquetes ;).

10. Paracaidismo al aire libre (o bajo techo para los más temerosos)

No hay mejor forma que ver a Miami desde el cielo y cayendo a velocidades asombrosas desde cuatro mil metros de altura. Lo puedes lograr lanzándote en paracaídas y lo que obtendrás es la vista de gran parte del sur de la Florida y de los Everglades a un nivel tan espectacular y con la explosión de tanta adrenalina que inmediatamente pensarás que el miedo inicial habrá valido la pena. Por supuesto, requiere un entrenamiento antes de que puedas hacerlo y por eso los saltos en tándem son tan populares entre los primerizos. Son ese tipo de saltos en los que vas con un instructor atrás.
Si la idea de saltar desde “un avión que vuela sin problemas” no te llama mucho la atención entonces puedes ir a iFLY donde puedes experimentar la sensación de caída libre bajo techo y mucho más cerca del suelo. Controlado, sin el susto ni la espera ni los cursos. Es tu decisión.

¡No esperes más para tu próximo viaje!