En medio de los Andes peruanos, Cusco fue una vez la capital del poderoso imperio Inca. La mayoría de los visitantes llegan a la ciudad porque es una fabulosa base desde la que pueden visitar Machu Picchu, designada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Pero la región tiene otros increíbles e históricos lugares que ofrecer.

En este artículo te presentaremos tres maravillosos sitios incaicos en Cusco que te maravillarán: Ollantaytambo, Maras-Moray y Pisac. Con suerte, podrás visitarlos todos en un solo día. Un dato para ti: los sitios, además de impresionantes, no son muy visitados por los turistas.

1. Ollantaytambo

El pueblo de Ollantaytambo está localizado a 59,533 km al noroeste de Cusco, en el Valle Sagrado de los Incas. Ubicado cerca de Machu Picchu, es una parada perfecta entre la ciudadela y el centro de Cusco. Hay una gran variedad de posadas si piensas pasar una noche allí. Es muy famoso por sus dos inmensas ruinas incas que pueden ser visitadas actualmente.

Originalmente, Ollantaytambo fue construido con propósitos religiosos. Los edificios también servían como fortaleza, ya que el sitio era el centro administrativo de los incas y la entrada al bosque amazónico. Es también uno de los pocos lugares en donde los españoles perdieron la batalla contra los incas (aunque regresaron poco tiempo después y lograron derrotarlos).

Después de escalar sus grandes terrazas, tendrás una gran vista del Valle Sagrado. También hay un importante festival que toma lugar cada año en Ollantaytambo. El 6 de enero se celebra la fiesta de la Bajada de Reyes, con procesiones religiosas acompañadas de grandiosos bailes folclóricos. Sin duda, es uno de los sitios incaicos en Cusco más espectaculares que debes visitar.

2. Maras y Moray

Las minas de sal de Maras –¡las más altas del mundo!– son muy diferentes a otros sitios incaicos en Cusco. Sus blancas y brillantes terrazas brillan bajo el sol de manera espectacular. Muy poco ha cambiado en el proceso de producción de la sal desde la época de los incas. Actualmente, los granjeros locales aun cosechan su “oro blanco” en bolsitas de sal que venden en la zona como suvenires. Usualmente, el viaje a Maras es combinado con una visita al sitio arqueológico de Moray que está solo a pocos kilómetros.

Las terrazas circulares de Moray son algo realmente especial y que seguramente no has visto antes. Demuestran las increíbles técnicas agrícolas de los incas, que crearon diferentes microclimas con variadas temperaturas de hasta 15 °C entre la cima y el fondo de las terrazas.

Sorprendentemente, tanto Moray como Maras no son tan concurridos como otros sitios incaicos en Cusco, lo cual es otra razón para visitarlos. Lo mejor sería agendar un tour en Cusco o alquilar un auto (y un conductor).

3. Pisac

Sin duda, uno de los mejores viajes que puedes hacer en Cusco es visitar el sitio inca de Pisac. Es casi tan magnífico como Machu Picchu, pero menos concurrido. Este sitio arqueológico incluye numerosos edificios, andenes, templos, cuencas y otras estructuras, todas construidas entre el siglo XX y XXI. Altas e impresionantes terrazas fueron edificadas en lo alto de la montaña, donde tendrás una vista espléndida del Valle Sagrado.

El pueblo Pisac es también conocido por su colorido y vibrante mercado (abierto los martes, jueves y domingos), donde puedes comprar comida deliciosa, artesanías locales, ropa y todo tipo de suvenires. En resumen, Pisac es el destino perfecto si estás interesado en la cultura inca, su estilo de vida y arquitectura. Y está a solo 45 minutos de Cusco en auto.

¡No esperes más para tu próximo viaje!