Toda ciudad en el mundo tiene un apodo que intenta describirla de la mejor manera, resaltar sus mayores orgullos, y Bucaramanga no es la excepción. Por eso es conocida en toda Colombia como “La ciudad de los parques” o “La ciudad bonita”.

Que una capital destaque su amor por el aire libre y su belleza ya debería ser suficiente indicio para querer ir a este hermoso lugar en la parte central del norte del país.

Capital del departamento de Santander fue fundada en 1622 al lado de la cordillera oriental y es pequeña en comparación a las otras grandes urbes colombianas.

Sin embargo, es la sexta ciudad del país con cerca de un millón de habitantes en toda su área metropolitana, lugar al que llega, por supuesto, Viva Air ☺.

Tiene más de 160 parques y un clima maravilloso de 22 grados centígrados en promedio durante todo el año, por eso es también un destino frecuentado por los amantes de las actividades al aire libre como las caminatas y la escalada. También puedes hacer parapente en la zona de Ruitoque.

Está a menos de una hora de distancia en auto del maravilloso Parque Nacional del Chicamocha, en espacio magnífico para explorar algunos de los paisajes más bonitos que tiene Colombia y una panorámica despampanante. Así que alista tu celular y tu cuenta de Instagram, tu Facebook, tu Snapchat y hasta tu WhatsApp que acá lo que tienes es un sitio ideal para tomar fotos y generar envidias.

Parapente en Ruitoque (Revista Cross Country, 2018)
Fuente: https://xcmag.com/travel-guide/guide-bucaramanga-colombia/

Pero no todo está basado en las aventuras para la adrenalina. Bucaramanga es uno de los mejores sitios para aprender y entender la historia de Colombia. Por eso tienen el Museo Casa Bolívar dedicado al Libertador -en el que se pueden ver muchos de los elementos del siglo XIX utilizados en la gesta de emancipación-.

Otro museo que vale la pena visitar es la Casa de la Cultura, ubicado en la esquina de Parque García Rovira, que tiene una exposición de más de 200 piezas y una rotación continua de algunas de sus exposiciones, además de pinturas y esculturas de artistas locales. Es posible, si vas a estos museos, que te toque algún concierto o recital de música en sus pasillos. Eso te hará sentir realmente en unas muy buenas vacaciones.


Museo Casa Bolívar (Wikimedia Commons, 2014)
Fuente:https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Casa_Natal_del_Libertador_Simon_Bolivar.jpg

La Catedral de la Sagrada Familia es otro de los lugares imperdibles si le preguntas a cualquier bumangués. Esta iglesia tomó más de 100 años en construirse y completarse y es punto de encuentro para los locales que suelen pasar sus noches en el parque Santander, aledaño al lugar, y en el que hay muy buenos restaurantes y tiendas para comer algo y tomarse una cervecita. Para disfrutar la noche.


La Catedral de La Sagrada Familia (Travel Notes, n.d.)
Fuente: http://ttnotes.com/catedral-de-la-sagrada-familia.html#gal_post_66061_catedral-de-la-sagrada-familia-bucaramanga-7.jpg

Bucaramanga es un lugar tranquilo para pasear. Es considerada una de las ciudades con mejor desempeño económico en toda Suramérica y su nivel de desempleo es realmente bajo gracias a sus buenas industrias del calzado y el cuero. ¡Ojo con este dato: Bucaramanga es una de las cinco ciudades más importantes para el turismo del calzado en el mundo!

Así que, aunque suene cliché, cómprate unos buenos zapatos para bailar y agarra la calle para pasar una noche inolvidable. La vida nocturna bumanguesa es tranquila, agradable y amable con el visitante.

En septiembre puedes visitar la Feria Bonita, una semana en que los bumangueses visten sus mejores trajes para bailar y festejar en desfiles y cabalgatas. También está el Reinado Mundial de la Piña en julio y el Festival del piano en agosto. Eso sin mencionar los conciertos de jazz que hay en la ciudad durante todo el primer semestre de cada año.

Puedes tomarte un café o un aguardiente, escuchar música o bailar, leer un buen libro o entrar a una discoteca. Sea lo que decidas pasarás unas vacaciones increíbles en La ciudad de los parques.

¡No esperes más para tu próximo viaje!