La comida típica colombiana se ha ganado su nombre en Latinoamérica por peso propio. Cada región del país tiene su gastronomía característica y, para los “rolos”, como se les dice a los bogotanos, los sabores de su tierra representan un orgullo.
En el norte de la ciudad puedes encontrar y probar algunos de los mejores platos de la cocina capitalina y te vas a chupar los dedos. La carne es deliciosa, las sopas exquisitas, los postres… ni te decimos.
Te hemos hecho esta lista de cinco grandes restaurantes que no te puedes perder si lo que quieres es disfrutar la auténtica y tradicional comida de Colombia. Alístate para probar sabores increíbles y, por favor, ve a estos lugares con el estómago vacío porque desde la entrada hasta la sobremesa, todo es delicioso.

1. Arcobaleno

Bogotá vive en agite constante. Se mueve rápido, como toda gran ciudad latinoamericana. Este restaurante, sin embargo, es una muy buena opción de tranquilidad y ambiente pacífico en medio del bullicio y el corre-corre.
En Arcaboleno podrás disfrutar platos colombianísimos y también ofertas orgánicas como ravioles de salmón. ¿Cómo? Es una mezcla que cuando la leas te parecerá extraña, lo sabemos, pero que toma todo el sentido cuando estás sentado en una de sus mesas y descubres su carta que une lo andino con ofertas vegetarianas y veganas.
El interior está hermosamente diseñado, con ese estilo rústico muy típico del altiplano cundiboyacense y el encanto de las casas de la abuela. Olvídate de todo lo moderno y disfruta de las raíces colombianas que te ofrece Arcaboleno en un ambiente tan familiar que tiene hasta sillas para los más pequeños. Además, si vas en carro, puedes encontrar parqueadero muy cerca, lo que te resuelve un dolor de cabeza típico de los bogotanos (siempre están pensando dónde parquear ☺).
Una recomendación rápida: lleva efectivo porque no aceptan tarjeta de crédito.
El restaurante está en el kilómetro 3 de la vía Suba – Cota.

Ubicación: Avenida Corpas # 158-45
Calificación Trip Advisor: 4.5
Calificación Google: 4.7

2. Andrés Carne de Res

Pocos lugares son tan típicos y emblemáticos en Bogotá como Andrés Carne de Res. Casi todo turista que ha ido a la capital de Colombia ha pasado por allí, por ser un restaurante de comida tradicional que se mezcla con un ambiente maravilloso. ¿Fuiste a Andrés?, es una pregunta muy repetida que le hacen los bogotanos a los que están de visita.
La historia de “Andrés”, como es conocido entre los rolos, es la de un éxito que se forjó gracias al ingenio, al esfuerzo y a la perseverancia. Creció de 10 pequeñas mesas, hace unas cuantas décadas, a tener hoy más de 11 zonas de comida. Es un lugar enorme en el que los sabores y los olores siempre están presentes.
El diseño interior es quizá lo que le ha dado su nombre. Es una locura. Una locura muy alegre, con colores e imágenes que no te recuerdan a nada que hayas visto antes. El lugar tiene cinco cocinas y dos pistas de baile porque, en cualquier momento, el plan de comida pasa a ser plan de rumba y se prende la fiesta. Y, sí, empieza a rodar el aguardiente como buen lugar colombiano…
Te recomendamos que pidas las típicas arepas (con queso son aún mejores) y el lomo al trapo, una carne cocinada lentamente que se va a deshacer en tu boca. Igual, si tienes dudas, porque la carta es inmensa, pídele sin pena el consejo a los meseros. Son muy amables.
¡Pero ojo! Que la fiesta y los colores y la diversión no te confundan: la comida de Andrés es considerada de altísima calidad y por eso en el 2017 apareció entre la lista de los mejores 50 restaurantes de América Latina.
Además, como ñapa, te puedes encontrar a algún famoso comiendo allí. Es un sitio frecuentado por artistas como Shakira, Juanes o J Balvin.

Ubicación: Calle 185 #49-21
Calificación Trip Advisor: 4.5
Calificación Google: 4.1

3. Abasto

Si estás en parche familiar, otro buen lugar para ir es Abasto. Es un sitio muy reconocido por su comida deliciosa, por sus desayunos y por sus buenos precios. Como uno siempre está buscando ahorrarse algunos pesos, y en la comida es en lo que más se gasta, pues Abasto es una alternativa formal, pero puedes estar tranquilo que no vas a dejar toda tu billetera ahí. Puedes probar platos muy tradicionales y son famosos sus panes y sus arepas que, acompañadas con café o chocolate, son de otro mundo.
El lugar, que tiene un ambiente de mercadito barrial, es muy reconocido por su panadería y su sabor casero hecho con ingredientes de la zona, así que sabemos que te va a encantar ese estilo hogareño que a veces uno necesita en las mañanas frías bogotanas. ¡Porque en la madrugada y la mañana hace frío de verdad!
Uno de los dueños de Abasto trabaja también en el restaurante y fue reconocido como el segundo Mejor chef de Colombia en 2015. Vas a la fija en este lugar.

Ubicación: Carrera 6 # 119B-52.
Calificación Trip Advisor: 4.4
Calificación Google: 4.0

4. Restaurante El Tambor

Los bogotanos tienen una zona en el norte, ya en la salida de la ciudad, marcada por la Autopista Norte, que está llena de restaurantes y buenas ofertas para comer. En todas ellas se destaca El Tambor, un lugar dedicado a la fritanga, una especie de picada de carnes, embutidos y diferentes papas y yucas. Es una cosa de locos que, solo al describirla, provoca antojo. La fritanga puede variar según tus gustos, pero normalmente tiene chorizo, morcilla, chicharrón, longaniza, papas y arepas.
El Tambor queda en la Autopista Norte No 224-60 y, como está fuera del bullicio de la ciudad, es muy agradable sentir su propuesta campestre que te va a sacar de la vida citadina y agitada. Está rodeado de árboles, de pasto hermosamente verde y de un aire tan fresco que por momentos te sientes en otro lugar. El Tambor es una visita obligada.

Calificación Trip Advisor: 4.0
Calificación Google Rating: 4.5

5. Restaurante Parque La Conejera

Si quieres otra recomendación de ambiente campestre y rodeada de árboles, de mesitas de madera al aire libre, la opción es el Restaurante Parque La Conejera. El lugar parece una pintura de las buenas. Alista el celular para tomar fotos y subirlas a Instagram porque es realmente muy bonito y vas a ser la envidia de todos los que están en sus trabajos mientras tu comes en semejante paraíso (¡Ja!).
Es un restaurante único, perfecto para alejarse de la gran ciudad, en medio de la naturaleza y con un menú muy amplio que incluye carne, bebidas y unos postres típicos como fresas con crema o brevas con arequipe. Los dulces te harán sentir que la decisión de ir a Bogotá fue la mejor que podías tomar.
El restaurante se ubica en la vía que une a los municipios de Suba y Cota, a dos kilómetros del cerro de La Conejera. No tienes forma de perderte.

Calificación Trip Advisor: 4.0
Calificación Google: 4.1

¡No esperes más para tu próximo viaje!