Los festivales, fiestas y carnavales tienen una presencia importante en la cultura colombiana, siempre dispuesta a celebrar la vida. Los turistas, como tú, normalmente se fijan en las fechas de algunas de las mejores parrandas para visitar sus ciudades predilectas con el fin de hacer coincidir sus vuelos con las celebraciones.

A veces es complejo que todos los planetas de alineen, pero al menos, en San Andrés tendrás a la luna de tu lado. Porque en esta isla caribeña cada año, casi siempre en septiembre, se celebra el Festival de la Luna Verde, un espacio cultural que pretende homenajear las raíces de este paraíso terrenal.

Así que separa tus tiquetes en Viva Air para experimentar la maravilla de las playas blancas, el mar de los siete colores y este festival que te va a dejar sin aliento.

Originalmente el festival nació en 1987 como un festejo de la gente de la isla para mostrar su arte y su cultura, pero poco a poco se transformó en un evento que atrae gente de todas partes de Colombia y del mundo.

La idea es que, durante toda una semana, los locales y los extranjeros se mezclen en la isla en medio de la Luna Verde, asociada siempre a la magia y los deseos que se hacen realidad. Solo debes mirar al satélite y pedir tus mayores aspiraciones. No se te haga raro que cuando vuelvas a tu vida cotidiana el deseo se te cumpla.

El Festival de la Luna Verde empieza con un desfile por la principal calle de la isla y rápidamente se convierte en una fiesta de cantos y tambores, de risas y colores. Es la oportunidad ideal para probar el Rondon, famoso plato sanandresano, repleto de carnes y mariscos y cocinado en leche de coco.

Puedes además conocer la cultura de la isla, disfrutar su música muy emparentada con el reggae y ver un par de documentales que hacen en el archipiélago presentaciones exclusivas. Durante toda una semana hay conciertos, exposiciones de pintura y lecturas de literatura y poesía.

En la noche, cuando la temperatura de la rumba sube, puedes tomarte unos buenos cocteles o una sabrosa cerveza fría y soltar los hombros para bailar al ritmo de la percusión de la isla. De eso, seguro, no te vas a olvidar nunca.

Referencia: Imagen: https://goo.gl/images/hyUjP1

¡No esperes más para tu próximo viaje!