Hay algo que tiene Santa Marta que enloquece de entrada a sus habitantes y te va a enloquecer también a ti. Esa mezcla de cultura caribeña con latinoamericana, esa unión de buenas playas y ciudad moderna, esa fusión de calidez de su gente y arquitectura de sus edificios.

Pero, sin duda, una de las mejores formas de experimentar a Santa Marta es a través de su cocina local y, especialmente la comida de mar, que es esencial en la vida cotidiana de esta gran bahía. La calidad de sus mariscos es reconocida en toda Colombia, así que toma nota de estos lugares porque ir a Santa Marta y no pasarse por al menos uno de ellos es un pecado…

Dale un vistazo a los mejores restaurantes que, según Viva Air, debes probar en esta visita.

1. Ouzo

Empecemos por uno de los restaurantes más populares de la ciudad ubicado en uno de los lugares más emblemáticos. Se trata de Ouzo, espacio de estilo mediterráneo que siempre sale en las recomendaciones que los locales les dan a los turistas. Ubicado en el tradicional Parque de los Novios ofrece desde vinos finos hasta cocteles con temas caribeños, pasando por las pastas y las pizzas al carbón.

Esta buena cocina combina el sabor mediterráneo, pero le agrega el sabor y el aire caribe que estás buscando. A Santa Marta se debe ir a comer lo que comen los samarios, no joda. Entonces date una pasada por Ouzo para que veas lo que es bueno. Es una recomendación que va a la fija. Con este no hay pierde

2. Caribbean Team

La sencillez no es sinónimo de simpleza y Caribbean Team está para demostrarlo. Este restaurante te ofrece buena comida informal, cervecitas frías y cocteles que sorprenden. La verdad, es de destacar la enorme calidad de su servicio, la risa con que te atienden y la amabilidad. Además, su ubicación, en la Marina de la ciudad, te da unos atardeceres increíbles y muy coquetos. Yo creo que, si estás pensando en un sitio romántico, este debería ser el lugar. ;)

Es una parada imprescindible, en medio de un ambiente agradable y acogedor, para cerrar un largo día de turistear por las calles de Santa Marta. Es cierto que las bebidas son un poco más caras que en otro sitio, pero se compensa con el precio de los platos que están muy buenos y no son para nada costosos.

Así que, no lo pienses mucho, que este es un sitio que sorprende de verdad.

3. Donde Chucho

Los mariscos son más samarios que el Pibe Valderrama, ídolo de ídolos de Colombia y quien nació en esta ciudad. Así que si quieres disfrutar realmente de tu experiencia en Santa Marta es obligatorio que degustes la comida de mar en uno de los restaurantes más conocidos de toda la costa: Don Chucho.

Este es uno de los restaurantes más respetados por su gran cocina y su increíble sabor al que se le une la maravilla de poder comer al aire libre en un día cálido típico de la ciudad. Es una experiencia realmente costeña. Te recomendamos la ensalada Chucho que tiene camarón local, pulpo, calamares y mantarraya ahumada en aceite de oliva. Es tan increíble que no puede dejar de pensar en ese ceviche mientras escribo. Tu, que tienes la oportunidad de ir por uno, no la desaproveches. Me lo agradecerás.

4. Alfaix

Cuando uno habla de restaurantes como Alfaix lo primero en lo que piensa es en esos lugares que los programas de tv de E.U. hacen famosos. Sitios poco ostentosos a los que la gente de la ciudad va sin ninguna pretensión porque conocen de su calidad y de su gran oferta. Este lugar tiene excelente comida e, increíblemente, una carta de vinos amplia. Al entrar se puede escuchar la gente feliz, hablando en voz alta, siendo realmente costeños sin esconder ni disfrazar ningún sentimiento.

Alfaix es una muy buena oportunidad para satisfacer tu gusto por comida local e incluso para empezar tu día porque los desayunos son excelentes. Ni qué te digo los almuerzos y las comidas. Ve y siéntete un poco como nuestro ídolo Anthony Bourdain.

5. Restaurante Burukuka

Lo primero es la vista. Desde Burukuka ves esa maravillosa playa del Rodadero justo al frente y ya eso lo paga todo. Otro lugar romántico para tener en tu lista, sobretodo para ir en la noche. Su menú es amplio y ofrece una mezcla que a primera vista resulta extraña pero que rápidamente te cautiva, al incorporar sabores de la comida latina y caribeña con amplias y deliciosas opciones de mar para elegir. Y luego la brisa, esa que hace famosa a la ciudad.

Así que, si estás planeando una salida hasta tarde, la opción es ir a Burukuka y quedarse después de la cena para disfrutar de algunas bebidas con música en vivo. Cuando menos lo pienses la rumba se prende y esto deja de ser un restaurante. Te acordarás de haber leído este top cinco de lugares típicos cuando estés en medio de la pista de baile…

¡Descubre lo mejor de Santa Marta!